jueves, 20 de diciembre de 2012

Fin de Zafra


Jujuy - Tierra Obrera
del periódico del PTS "La Verdad Obrera"

Fecha: Jueves 6 de diciembre de 2012

Por Miguel López

“(…) Se van los hombres del surco Tan pobres como vinieron. Ha terminado la zafra, Dura labor de invierno. La tierra quedó cansada Cansada como el obrero. Ya no se ven en la huella Pesados carros cañeros. Ya no se siente el zumbido De los trapiches moliendo. Y en la noche de los campos Como un adiós del silencio, Donde antes hubieron cañas Queda la mal´hoja ardiendo. (…)Ya no he de ver en los surcos Curtidos brazos obreros Luchando de sol a sol Por lo que siempre es ajeno” Fin de La Zafra, Atahualpa Yupanqui

Se van los hombres del surco y la fabrica, tan pobres como vinieron En los ingenios a terminado la zafra, los dueños han logrado un nuevo record en producción y han superado holgadamente las ganancias del año anterior. Ledesma S.A.A.I. ya en su último ejercicio contable -terminado afines de mayo de este año- blanqueo que acumulo $223 millones, y si tenemos en cuenta el nuevo record en producción que significan las 360 mil toneladas de azúcar, 70 millones de litros de alcohol y 125 mil toneladas de papel, podemos decir que las ganancias de la patronal tenderán a duplicarse. Por el contrario, los jóvenes trabajadores del ingenio Ledesma, que cuentan en su mayoría con la categoría 1, cierran el año con un salario que ronda los $4.800, y los compañeros del IngenioLa Esperanza, que se encuentran aun mas relegados en lo salarial, terminaron el año cobrando $4387 la categoría 1. La cruda realidad da cuenta que mientras las ganancias y productividad de los capitalistas azucareros aumentan exponencialmente, los salarios de parte importante de los obreros azucareros están por debajo de la Canasta Básica Total que fija la línea de la pobreza, ya que según el Centro de Profesionales de las Ciencias Económicas de Jujuy esta se encuentra en $5.101. Siendo que solo con 3 jornales el obrero azucarero de Ledesma se paga su salario mensual, y todo el valor que genera en los días restantes del mes quedan para la familia Blaquier, que acumula la ganancia y hace ostentación de ella, con sus mansiones, galerías de arte, yates y pistas de aterrizaje privadas.

A fin de año, antes que muchos obreros queden parados por 1 mes o 1 mes y 1/2 teniendo que vivir del fiado hasta que la patronal los vuelva a fichar, Ledesma S.A.A.I. otorga un premio de 5 jornales que va $774 a $969 a modo de “gratificación” por la zafra. Tan miserable es la beneficencia de la familia Blaquier que ni siquiera cubre el 15% de los gastos que tiene la familia obrera durante los meses que están parados. En La Esperanza ocurre algo peor, la arrendataria Benito Roggio Agroindustrial-BRAi- todavía no puso ni una bolsa de 50kg.deazúcar de la Estiba Obrera, siendo que son 75.000 bolsas de azúcar de 50kg.las que completan esta parte de la producción que se destina para los obreros, ya que al venderlas estas 75 mil bolsas la empresa tiene que repartir todo lo recaudado entre los obreros. Por otra parte, Roggio redujo la dotación de obreros, que ha pasado de 2.100 a 1.700, con 400 trabajadores de los cuales se desligo otorgándole la jubilación anticipada y una mísera indemnización de 30 mil pesos. A la par de esto, tercerizo las reparaciones del ingenio, la plantación y sobre todo la cosecha, contratando a través de una tercerizada -que manejan ellos mismo- a cerca de 500 zafreros que cobran $2.700 mensuales, un salario de hambre.

El despertar obrero azucarero frente a las maniobras de las patronales Los trabajadores azucareros en estos últimos 3 años han protagonizado un proceso de recomposición sindical, las huelgas se han extendido de ingenio a ingenio, a la vez los obreros azucareros con sus familias han dado lucha por viviendas dignas. Todas han sido luchas que han irritado a patronales del sector, acostumbradas a que no se les cuestione nada, y a no cumplir siquiera con la legislación laboral del país. Marcando el punto más alto, sin lugar a dudas, la huelga y el piquete de los obreros de El Tabacal que superando la brutal represión policial, logro reincorporar a los 57 despedidos, lograron la estabilidad laboral para los huelguistas, el pago de los días de huelga, y un aumento que llevo al salario a $4970. Pero aun con estas importantes luchas dadas, por aumentos salariales, mejoras en las condiciones de trabajo, o por la vivienda, vemos que las patronales se las han ingeniado para que sigamos tan pobres como antes. Lo que se gano en las paritarias, a pocos meses de haber conquistado aumentos por encima del techo salarial nacional y de la F.O.T.I.A., los trabajadores volvemos a perder frente a la inflación que carcome nuestros bolsillos, y frente a las maniobras de las patronales.

En cuanto a la reivindicación de la vivienda, el gobierno de Fellner con la mentira del plan “un lote para cada jujeño que lo necesite”, llevo la reivindicación de la acción directa con ocupaciones de lotes a la espera pasiva y presentación de requisitos de los sin techo. Quedando victima de la judicialización y el encarcelamiento todo aquel que intente volver a ocupar la propiedad terrateniente. Ledesma S.A.A.I. por su parte luego de verse obligado a aceptar que las 90 hectáreas ocupadas queden para las familias trabajadoras sin techo, se lanzo a una campaña proselitista para recuperar apoyo popular. Ya que la empresa se encuentra debilitada no solo por la lucha de los de abajo, sino también porque pesa sobre su dueño Carlos Pedro Blaquier un procesamiento judicial por haber sido una pieza clave en la preparación de las detenciones y desapariciones de trabajadores y jóvenes de la región durante el gobierno de la última dictadura militar. El plato fuerte de campaña de Ledesma S.A.A.I. recobrar apoyo de masas fue el anuncio de la construcción de 1.000 viviendas en un predio de 90 hectáreas centralmente para familias de trabajadores de la empresa. Lo que a la vista, también es un plan para dejar sin iniciativa a las familias trabajadoras que vienen luchando por la tierra y sin base de apoyo al sindicato, ya que ahora por arriba se destina a viviendas la misma cantidad de hectáreas que han sido expropiadas con la lucha en el 2011.

Las tareas de los clasistas en el NOA

Para que no sigamos perdiendo frente a la patronal y el gobierno, es tarea de los obreros combativos que han surgido al calor de esta lucha, plantearse poner en pie una agrupación clasista en el sector azucarero. Que se proponga dar batalla por llevar hasta el final el funcionamiento por asamblea y cuerpo de delegados, para evitar toda burocratización de los dirigentes. Que impulse la unidad desde abajo entre los trabajadores concretando plenarios de delegados y activistas de los ingenios de Jujuy, Salta y Tucumán, para golpear con un solo puño contra las patronales del sector que también mantienen alianzas entre ellas. Que tome los reclamos populares como el derecho a la vivienda como parte de su programa de lucha, para establecer una alianza con los sectores populares para enfrentar con más fuerza a la patronal, y evitar que la patronal ponga a los sectores populares contra las acciones de lucha del movimiento obrero. Que de una pelea sin cuartel por la independencia política de los trabajadores y los sindicatos de los partidos y gobiernos patronales, y se fije la tarea de construir un partido político de trabajadores, para que la crisis la paguen los explotadores. Y que aproveche los llamados a huelga general que vienen haciendo las burocracias sindicales de la CGT y la CTA por demandas sentidas como la anulación del impuesto al salario y la universalización de las asignaciones familiares, para levantar también la agenda reivindicativa de los sectores mas precarios del movimiento obrero que exigen “el pase a planta permanente”, y llevar adelante medidas de fuerzas contundentes contra las patronales y el gobierno, mostrando la fortaleza de la clase obrera en las calles. Este 19 de Diciembre, Moyano y Michelli ya le pusieron fecha a una nueva medida de fuerza nacional del movimiento obrero, tenemos una primera oportunidad para que empiece a irrumpir de apoco en la arena política de Jujuy una agrupación de trabajadores clasista, compuesta por compañeros azucareros, de limpieza, metalúrgicos, municipales, estatales y docentes.